Top Ad unit 728 × 90

Gente Grande en Tierra Grande


Han pasado ya dos meses, desde que las puertas de mi casa se abrieron de nuevo, cerrando realmente un viaje del que seguramente no haya tomado aún dimensión de lo que me ha aportado, no creo que me equivoque mucho cuando pienso en que el regustillo que me queda en la boca seguramente me dure para siempre…

Atrás han quedado nueve meses de nuevos y grandes paisajes con los que deleité mis ojos y mis pies, diferentes culturas dentro de una sola: aprender a amar el entorno en el que vivimos. Rituales y símbolos ancestrales con tanta sabiduría en cada uno de ellos como seas capaz de interpretar, ruinas de civilizaciones que conforman el testimonio inherente al paso de nuestra especie por esos vastos territorios, ciudades blancas, antiguas y preciosas, ruidosas, destartaladas y sucias, tangueras, humanas, locas y enormes, murgueras, candomberas y tranquilas, empapadas tanto de polución como de historia, pero que guardan en si mismas la identidad de un pueblo empeñado en congeniar sus raíces con la “modernidad”.

Pero sobre todo atrás han quedado divertidos acentos que diferenciar de un mismo idioma que ha puesto ante mi, como un alfombra roja, la posibilidad de poder comunicarme, conocer, interactuar, amar, escuchar y aprender de muchas personas a lo largo de muchos kilómetros. Es ese el verdadero tesoro, las personas, el grado de humanidad intensa que ha rezumado cada abrazo de despedida, una humanidad de la que he podido disfrutar en cada rincón del continente y con cada uno de vosotros, y que como decía antes, además de aprender me ha hecho tomar verdadera dimensión de lo GRANDE (y no hablo de tamaño solamente) que es nuestro planeta. Estoy seguro de que lo hablado, lo intercambiado, lo compartido, en definitiva el corto o largo espacio de tiempo en el que nuestros caminos han vivido juntos, uno al lado del otro, ha dejado en mi una huella que será más o menos profunda, pero que se mantendrá húmeda a pesar del tiempo y la distancia, pues como descubrí en el que sin duda fue uno de los momentos más increíbles del viaje…

“¡Si nuestra amistad depende de cosas como el espacio y el tiempo, entonces, cuando por fin superemos el espacio y el tiempo, habremos destruido nuestra propia hermandad! Pero supera el espacio, y nos quedará sólo un Aquí. Supera el tiempo, y nos quedará sólo un Ahora. Y entre el Aquí y el Ahora, ¿no crees que podremos volver a vernos un par de veces?” ―

Richard Bach, Juan Salvador Gaviota

Gente Grande en Tierra Grande Reviewed by Miguel Clark on 12:06:00 Rating: 5

No hay comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

All Rights Reserved by Mapamundeando © 2014 - 2015
Powered by pro4soft

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.