Top Ad unit 728 × 90

Un pueblecito hippie llamado el Bolsón

El Bolsón 22 de mayo de 2013
Han pasado casi quince días desde mi última entrada, y al repasar los recuerdos, las sensaciones y las emociones que me han despertado sigo sin dar abasto.
Me llegada al Bolsón fue sin darme cuenta, la confirmación de que me he acostumbrado no sólo sin problemas, sino con cierto placer, a llegar a los sitios sin tener ni idea de que voy a hacer, donde voy a dormir, y como me voy a mover en un sitio del que no tengo ni mapa...
El Bolsón fue el pueblo hippie por excelencia de Argentina durante los años 60, esta enclavado en un precioso valle entre dos paredones de montañas de 1500 metros. Tiene un microclima que hizo y hace las delicias de los permacultores, y que abastece a sus habitantes de rica fruta y buena verdura. Organizan mercados artesanales tres veces por semana, y si bien es cierto que aparentemente el turismo se ha comido  mucho de aquel ambiente sesentero, aún hoy te puedes encontrar tipos que entienden la vida de otra forma, y que hace treinta años dejaron "la ruta" y se establecieron en el Bolsón. Como Agustín, quien regenta una pequeña casa con cabañas compartidas para los viajeros, a las afueras del pueblo, y que junto con su mujer te ofrecen para cenar unos huevos frescos y un arroz sin pedirte nada a cambio. Ellos se consideran viajeros y mola escucharle contar cómo decidieron hacer un alto en el camino, para tener a sus seis hijos, y que ahora que el pequeño cumple 14 lo están empezando a preparar todo para volver a la ruta, pues ellos son viajeros, a sus, les calculo sesenta y tantos...
Pero si algo tiene el Bolsón es también naturaleza, allí junto a muchos amigos nuevos, Pablo, Nicolás un francés con acento chileno, Fátima, porteñita hasta la médula, Gabriel, un suizo italiano bastante majete, Rudy, belga peculiar con quien he seguido compartiendo casualmente camino, Vanessa, australiana, boxeadora,  y guapa enfermera. Gonzalo y Oscar, moteros argentinos que cambiaron la moto por la montaña y nos alegraron un par de días de treking de las formas más diversas, Tamy, taiwanesa residente en San Francisco con una sonrisa por montera... he disfrutado de un montón de sitios y anécdotas.
Ente ellas la de ver mi primer glaciar, atravesar un rio por un puente colgante de madera que se caía a chachos, una noche de en sueño en un refugio de montaña tras seis horitas de subida inacabable, no cabían más estrellas en el valle del Refugio del Hielo Azul. Ver un bosque con los arboles caídos tallados tan magistralmente que recobraban vida, los lagos Epuyén y Pueblo en los que hacer fotos espectaculares es bastante fácil, basta con apretar el botón de la cámara. En fin que tenía pensado estar cuatro días y me tiré nueve...
Allí tuve también mi primer pequeño percance pues me quedé sin dinero ya q mis tarjetas se desgrabaron, y el cajero no me daba ni un duro, menos mal que me encontré a tres simpáticas españolas que me permitieron hacerlas una transferencia a cada una y después sacar dinero de sus cuentas y dármelo, eso me permite ir tirando hasta que solucione definitivamente el problema.
Pero vamos, que sin duda la del Bolsón ha sido una gran parada de la mítica Ruta 40, que atraviesa todo Argentina de punta a punta y que espero me siga deparando grandes anécdotas. Os dejo con algunas fotos! 
Un pueblecito hippie llamado el Bolsón Reviewed by Miguel Clark on 16:49:00 Rating: 5

No hay comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

All Rights Reserved by Mapamundeando © 2014 - 2015
Powered by pro4soft

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.