Top Ad unit 728 × 90

La Bombonera no tiembla...

Como comentaba en la entrada anterior, escribí en la página de couchsurfing, ese mismo domingo a las nueve de la mañana un aviso, "URGENTE Quien me acompaña a ver el partido de Boca Juniors de hoy?"
Y ya daba el asunto por fracasado, cuando a eso de las 18.15 de la tarde, recibo un mensaje de un tal Rodrigo, a quien no me costó mucho convencer al ser él un bostero (seguidor del Boca Juniors) convencido,  para asistir al estadio de Boca, la Bombonera, situado en el barrio obrero del sur de Buenos Aires, La Boca.
Al subir en el colectivo, trazamos un plan, en la primera fase del mismo, y teniendo en cuenta q tendríamos q comprar las entradas en la reventa, yo no abriría la boca, pues si detectaban que era gallego (aquí llaman a todos los españoles gallegos) las posibilidades de q nos intentasen cobrar más o vendernos entradas falsas, su multiplicaría de forma considerable. Ese era nuestro gran miedo, ya que es bastante habitual q las entradas de reventa sean falsas, a él ya le había pasado en una ocasión. 
Tras decir q no a un vendedor q bajó el precio de las entradas demasiado rápido, y nos presionó para comprarlas, conseguimos hablar con un cojo, q nos aseguró q eran buenas, comprobamos la fecha, el partido, y todo era correcto, así q para adelante, además tal y como nos dijo el mismo, tampoco podría correr muy rápido en caso de q fuésemos a buscarlo. El problema se presentó cuando fuimos a entrar en el estadio con la afición de Boca, puesto q la "jugada" resultó ser que las entradas eran para entrar con los ultras del Unión de Sta Fe, equipo colista de la primera división argentina, ya prácticamente desentendido.
No nos quedó otra que activar la segunda parte del plan, en la que yo debería de desplegar todas mis artes teatreras para convencer a los guardias de q nos dejasen pasar. Ahí sí, ahí mi acento podría jugar en nuestro favor. Bueno empecé convenciendo y haciendo reír a todos los de seguridad, y lo máximo que conseguí fue que viniese el jefe de los jefes de los seguratas, quien con excesiva profesionalidad, no me dio ni opción, No.
Asi q no nos quedó otra que tras tres registros y cacheos, éramos ultras del Unión..., subir a lo más alto de la bombonera, a integrarnos con la barra brava del equipo visitante... Rodrigo era bostero, y para el ir a ver a su equipo, en su estadio, el día de la reaparición de Riquelme, con la afición visitante era cuanto menos una traición, menos mal q es un tipo razonable, y vivió la experiencia sin dramatismo futbolero, y con cierta curiosidad ante tal situación. Total que activamos la fase tres de nuestro plan, en la que yo haría de gallego de visita a la Argentina, tarea fácil para mi, y el se convertiría en uruguayo, pues el acento es prácticamente igual. Sea como fuere había que evitar q se diesen cuenta de que había un infiltrado bostero en las filas enemigas.
La sensación de subir y subir por las escaleras de hormigón bastante maltrechas y llegar a lo alto de la Bombonera para de repente salir al estadio con un griterío ensordecedor y ver de frente a los de la 12 en pleno cántico de animación a Boca fue increíble! Pero el ambiente q encontramos a este lado del estadio, con todo el mundo animando a Unión, nos hizo rápidamente reposicionarnos de nuevo, nuestro equipo no era Boca, era el Unión de Sta Fe, o no saldríamos vivos de allí.
Bueno la primera parte al llegar con el partido ya empezado no fue muy problemática, el tema fue al descanso en el que un chaval joven se dio cuenta de mi acento y dijo... "Si tenemos un gallego!" Y en ese momento se giraron tres más con cara de curiosos... Me empezaron a hacer preguntas, sobre el Madrid, Mesi, etc... Y cuando eso se acabó me preguntaron q como es que estaba allí, con la afición del Union, y ahí es donde entre Rodrigo y yo, y un par de tacos diferentes en plan "Coño! Si tenéis un equipazo!", y "Joder! Como ánimas, sentís la ostia los colores de vuestro equipo!" Bla bla... Nos los ganamos a todos, hay que ver lo que hace el acento... Esta vez a quien le tocó dar pocas explicaciones fue a Rodrigo, aunque le puse en un par de compromisos cómplices al preguntarle, como vivía el partido un Uruguayo... Jeje, nada resolvió bien.
El caso es que aquello se fue convirtiendo en una fiesta pues inexplicablemente le estábamos metiendo tres! a Boca, y al ser un equipo descendido y jugar el la bombonera aquello era... Una fiesta! 
Aún asi hubo un momento en que todo el estadio arrancó a animar a Boca, y ahí note q el estadio empezaba un poco a temblar, a esa altura la sensación es un poco de acojono. Al final del partido, tras los insultos al árbitro de rigor, pero en versión argentina, "hijo de las mil putas! La reconcha de tu madre!" Etc..., yo me reía en silencio y alguna soltaba claro..., acabó el partido, convirtiéndose la zona en la que estábamos, en un fiestón de alegría, en ese momento uno chaval joven con la cara hinchada de emoción, se quitó la camiseta y me dijo: "Para vos, se la regalo!" Y me lo dijo con tanta emoción que le di un abrazo enorme, como si con eso quisiera devolverle el gesto de regalar "al gallego, que nos ha dado suerte!" la camiseta del día en el que un descendido, el Unión, le metió tres al Boca en su cancha. Ole chaval eres un grande!.
Más tarde, comentando con Rodrigo lo sucedido, las sensaciones tenidas durante el partido, y el momento de acojono al temblar el estadio, eso sí con la camiseta de los visitantes bien escondida, fue cuando le volvieron a salir los colores y el bostero que lleva dentro y me dijo... "La Bombonera no tiembla, late."
La Bombonera no tiembla... Reviewed by Miguel Clark on 15:09:00 Rating: 5

No hay comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

All Rights Reserved by Mapamundeando © 2014 - 2015
Powered by pro4soft

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.